Se casó con una estación de tren y asegura tener sexo mental con ella

Se trata de Carol, una mujer de 46 años que habló sobre su relación amorosa y contó detalles de su intimidad. ¡Mirá sus declaraciones!.

En los tiempos actuales de “poliamor” y diversos conceptos relacionados, ya nada parece sorprender. Aunque, una mujer llamó poderosamente la atención al ser la protagonista de una peculiar historia. Es cuestión de creer o reventar.

Su nombre es Carol, tiene 46 años, y asegura haberse enamorado de la estación de tren de San Diego, en California, luego haber contraído matrimonio con ella y, como si fuese poco, mantiene “sexo mental” con la construcción.

Según la mujer, el vínculo con la estación de tren comenzó cuando ella era niña y tenía nueve años. Posteriormente, se ha ido afianzando con el pasar del tiempo.

Carol afirma haberse casado en 2015 con ella a pesar de que esto no sea legal. De hecho, se dio cuenta que estaba perdidamente enamorada cuando sintió que le “era difícil estar lejos de ella” y que “odiaba tenerse que ir a casa”.

Todos los días ella recorre 45 minutos en autobús para “pasar” tiempo juntas, además de estar horas besando y acariciando las paredes. Incluso mantiene “sexo mental” porque admite tener temor a pasar a algo mayor: “No tengo sexo físico con la estación en público porque quiero ser respetuosa. Tengo sexo en mi mente con Draida, que así llama ella al lugar, cuando estoy allí”.

Tiempo atrás, Carol había tenido una relación sentimental con un hombre llamado Tom, que duró 18 meses, “pero no funcionó”. Ahora, asegura haber encontrado el amor verdadero en la estación de tren: “Ella es la princesa de mi corazón, mi reina. Estuve a punto de sentir un orgasmo al sentir la pared detrás mío”.

Según los expertos, lo que siente esta mujer es una parafilia conocida como objetofilia que consiste en sentir atracción emocional y sentimental por un objeto.

Fuente: Radio Mitre

Noticias más leídas